miércoles, 10 de diciembre de 2014

Barranco del Aguila - Barranco de San Agustín

Comentarios de Juan Mateos

El pateo de hoy sábado 6 de diciembre fue excepcional

Hace tiempo el compañero Vicente Ojeda lo tenía en mente y hoy se se realizó

Buen día saliendo de Playa del Aguila hacia el cañón que lleva su nombre, pasando por Siux City, barranco arriba

La de agua que debió llevar días atrás solo con observar la inclinación de los matorrales que estaban todos a ras del suelo como si un huracán hubiese pasado. El terreno bastante  limpio, charcas y escorrentías en toda la subida, la cual fue bastante cómoda

A la mitad de la subida vimos una hija del barranco a nuestra izquierda, que mas tarde y a modo de exploración seguiríamos para subir y pasarnos hacia el barranco de San Agustín. Pero antes seguimos ascendiendo hasta llegar al final del cañón, donde disfrutamos de un inolvidable baño de agua bastante fresca en un enorme pilancón y una cascada de unos veinte metros de caída.

Un SPA regalo de la naturaleza.

Allí comimos y regresamos hacia la hija del barranco para ascender suavemente por un sendero definido, pero poco pisado, para llegar al barranco de san Agustín

Pasamos por un pequeño embalse llamado la Florida que desembalsa precisamente en barranco de San Agustín, el cual cogimos aguas abajo, para terminar en la playa del mismo Santo. Este barranco esta mas sucio debido a que en lo alto de su borde existe una explotación caprina de unas mil cabezas de ganado, y claro, hay más tierra y las escorrentías se ven color ocre

Al llegar a la playa del susodicho Santo enfilamos la avenida en dirección a playa del Aguila, donde en un súper acopiamos el comistraje apropiado para terminar un Dpateo de lo más

Fotos de Juan



Comentarios de Pepe López

El sábado 6 de diciembre, realizamos el sendero, que saliendo del barranco de la Playa del Aguila y cruzando el pueblo del Oeste, llega hasta la cascada que se forma al final del mismo.

Un sendero que se prometía relejado. Nos acompañaron, en el camino, los jóvenes sobrinos de Juan Mateo, que se portaron como veteranos senderistas.

Varios pilancones por el cauce,  donde corría el agua cristalina de las últimas lluvias. Un sendero que desde el principio se nos antojó fotográfico.

De regreso subimos la ladera hacia la finca de La Gloria, bajando por el barranco que nos condujo hasta la misma playa de San Agustín, por medio de algunos complejos turísticos.

Bordeando la playa de San Agustín, llegamos a la Playa del Aguila, donde improvisamos un pequeño enyesque, y de vuelta para casa.

Fotos de Pepe