domingo, 4 de noviembre de 2012

Presa de las NIñas circular

IMPORTANTE
Esta caminata va dedicada a nuestro amigo y compañero de andanzas Juan Mateos, del cual nos acordamos mucho ayer
Como sabes te queremos mucho y deseamos que te recuperes cuanto antes para que vuelvas a dpateo
¡¡¡ Que se te echa de menos !!!
Recuperate Juanito y que te guste este resumen "dedicado" del pateo de ayer
NOTA:
Decirles a todos que hablé con Juan y se encuentra perfectamente. Dolorido pero bien
 
 
Comenzamos esta improvisada caminata en la proximidad de la presa de las Niñas
Bajamos hasta la presa de Soria, pasando por el barrio del mismo nombre y por Barranquillo Andrés
Desde allí, y partiendo de información facilitada por los mayores del barrio, comenzamos el ascenso de vuelta a la pres de las Niñas
Más que la cuesta era que la tierra estaba húmeda, y lorenzo nos castigaba por la retaguardia, lo que hacía que la tierra emanara unos vapores que nos hacían sudar, a la vez que sofocar, como si estuvieramos en una sauna
Improvisamos parte del camino (cosa ya casi típica en el grupo Dpateo) llegando sin novedad al lugar de origen no sin antes pasar por lugares que nos regalaban paisajes para no olvidar e imposibles de captar con una cámara
Terminamos tan tarde que decidimos parar en la asociación de vecinos de Ayacata, por recomendación de alguien del grupo Dpateo, que no se equivocó
Amigo, no sé si era el hambre que arrastrabamos o que realmente la carne de cochino en adobo y a la plancha estaba para chuparse los dedos. Sin menospreciar las croquetas, caseras, que estaban para repetir
En fin, AAVV de Ayacata, bueno, bonito (vimos jugar al Barsa), barato, rápido, límpio y agradable.

Para repetir
Fotos de Rafael
Enlace Wikiloc

Comentarios de Benjamín:

PRESA DE LAS NIÑAS- PRESA DE SORIA.

Otro paseo más que regalado el del día de hoy. Con buen
tiempo y buenas viandas nos fuimos a La Casa de La Data Cerca de
Pajonales y Presa de Las Niñas. Caminamos desde La Presa de Las Niñas
hasta la Presa de Soria, fotografiamos ambos muros desde muy cerca.
Nos detuvimos en la cascada de arriba, la que se forma al transvasar
agua de una presa a la otra y que corre desde que caen los primeros
chubascos.
La vuelta fue más electrizante, aprendiendo caminos nuevos oídos a
los más viejos del lugar, los que te dicen "mi niño, eso me lo he
recorrío yo de toas las formas". Buenos momentos para cargar las
placas solares y para imaginarse que se camina cuesta abajo, también
te imaginas que te sabes el camino y que no tienes ganas de tumbarte
un ratito a la sombra.
Nos empujan las ganas de conocer el terreno que pisamos, la gran
cantidad de cosas que aprendemos de los demás, el buen humor que no te
deja despistar porque los hay que te están esperando, y la idea de que
el médico no nos mande nunca a caminar ni a dejar de caminar.
En las fotos verán que les preguntamos por los sentidos de los
objetos fotografiados, es que no se pueden transmitir los olores y las
impresiones, las emociones ni los golpes certeros de los caminantes y
más aún ni siquiera las imágenes son un reflejo fiel de todo lo
vivido. Échense la mochila al hombro y verán, ya están tardando.
Gracias a los sherpas, a los guías, a los exploradores, a los
geógrafos y a los fotógrafos esto de hoy se puede repetir cien veces,
pero por favor no hagan amistades en el camino que les regalen un
aguacate de dos kilos porque después hay que cargarlo.


Fotos de Benjamín


Fotos de Dani Perera

Fotos de Pepe López

Fotos de José Luis Pérez