domingo, 7 de abril de 2013

Barranco del Toro

Pasando primero por Yasmina para comprar el obligado bocata de pata seguimos hacia San Agustín

El día pintaba algo feo ya que un gran nubarrón a lo lejos barruntaba mal tiempo, pero el sur es el sur y al poco tiempo desparecieron las nubes.
 
Dejamos el coche al pie de la ganadería y quesería La Gloria

¡¡Hacía tiempo que no veía tantas cabras juntas!!

Más de 1.000 nos indicó su propietario. Diariamente están desde la madrugada hasta las dos de la tarde ordeñando. Qué trabajo tan sacrificado. Para que después digan que el queso está caro
 
Comenzamos nuestro paseo y casi sin darnos cuenta llegamos al barranco de los pilancones, el barranco del Toro
 
Una pena porque apenas les entraba un hilo de agua y la trasparencia del agua casi había desaparecido. Un baño rápido por aquello de que, ya que estábamos...
 
La zona de los pilancones estaba muy cuidada. Se ve que la gente que lo ha arreglado son amantes de la naturaleza. Han plantado algunos árboles frutales como nisperero, aguacatero, higuera y hasta una calabacera. El amigo Suso tomo la iniciativa de regarlos
 
La verdad es que estuvimos algunas horas en aquel lugar arropados por laderas verticales y sol
 
Una vez volvimos al coche paramos en Bahía Feliz y nos dimos un remojón acabando posteriormente con las reservas alimenticias que quedaban en las mochilas
 
Fotos de Rafael
Fotos de Pepe López