domingo, 2 de septiembre de 2012

De Arucas a Teror

Aunque falta casi un mes para que se acabe el verano, todo se va disponiendo de otra manera. Los niños al cole, la mayoría de la gente a la rutina diaria, y la gente de Dpateo retoman los senderos de Gran Canaria

Como no podía ser de otra manera, en estos días, TODOS LOS CAMINOS SE DIRIGEN A TEROR, y hasta allí nos dirigimos mi amigo Migel y yo ¡¡¡ que por fin puedo caminar !!!
 
Desde Santa Brígida, salió otra parte del grupo. Olivia, Pepi, Pedro y Benjamín, con el mismo destino

Otros grupos salieron de San Mateo, Moya, etc

Al pasar por la finca de Osorio, vimos como preparaban a los animales para la romería y también para las distintas demostraciones que se llevan a cabo en le feria de ganado de las fiestas del Pino

Comentario de Benjamín. Que salió de Santa Brígida, pasó por Teror y que por unos metros o unos minutos no nos encontramos

Gracias amigo Rafael, aunque no hayamos podido abrir tus fotos la de la portada ya habla por todas de la calidad que seguro tienen.
La experiencia de Santa Brígida a Arucas resultó muy interesante. Nos levantamos a las cinco de la mañana y como siempre hubo quien dijo que era un poco tarde, pero mereció la pena la ansiada levantada.
       Localizamos el lugar de salida por una musiquita muy suave de una banda de música que esperó también en otros cruces, no sé si tendremos que contratar alguna nosotros, salimos los primeros que para eso llevamos el GPS andante, una turba de gente muy amable nos alcanzó para contarnos sus experiencias y tragarse las nuestras, total que al ratito ya estábamos esperando por unos y otros, matando el tiempo comiendo uvas, ciruelas, higos y moras que nos pusimos moraos, ¿Quien va a meter la mano en la cámara con tremenda macedonia? Así que aparatos fuera y a subir y bajar cuestas que es nuestro destino.
       Un verdadero encuentro de senderistas se hace Teror en estos días de fiesta, una romería de verdad que da gusto vivir, sólo que algunos siguen recorriendo más veredas todo el año y otros se dedican a otras aficiones.
        Al final nuestro maestro  de senderismo José Luis nos dió otra lección más de compañerismo yendo a buscar el coche a Santa Brígida mientras nosotros en un plis plas nos pusimos en Arucas por los caminos de siempre.
 
Fotos de Rafael